La Viuda

La viuda es un thriller psicológico dirigido por Neil Jordan (Entrevista con el Vampiro, El buen ladrón). El cine de Jordan tiende a explorar los espacios que se abren más allá del estado normal de conciencia, con frecuencia recurriendo a elementos plásticos que remiten a lo onírico y a la poesía. Este director obtuvo en 1992, el Oscar a Mejor guion original por Juego de lágrimas. El filme está protagonizado por Isabelle Huppert (Madame Hyde), Chloë Grace Moretz (Suspiria), Maika Monroe (It Follows), Jane Perry (El hilo invisible), Colm Feore (The Prodigy), Zawe Ashton (Velvet Buzzsaw) y Stephen Rea (The Honourable Woman).

La película se titula en nuestro país La viuda. El título original del filme es Greta, es decir, el nombre del personaje que interpreta Isabelle Huppert. Curiosamente, el título del filme iba a ser inicialmente The Widow (La viuda). La película distribuida por Diamond Films se estrena este 14 de junio en las salas de cine mexicanas. Sinopsis de la película Frances McCullen (Chloë Grace Moretz) es una joven que atraviesa una mala época. Su madre ha fallecido recientemente y ella se acaba de mudar a Manhattan. Después de encontrar una cartera en el metro de Nueva York, Frances decide devolvérsela a su legítima propietaria. Así conoce a Greta (Isabelle Huppert), una viuda con la que entabla una inusual amistad. Pero las intenciones de Greta pronto se vuelven oscuras y la joven, con ayuda de su amiga Erica (Maika Monroe), luchará por escapar de ella. Opinión de la película La película sigue una formula que resultará familiar para los expertos en psico-thrillers de principios de los 90.

La película sabe utilizar la aplastante soledad de vivir en Nueva York, ejemplificada aquí por dos contrarias y a la vez complementarias personas, alguien llegando a la gran ciudad con ojos brillantes pero cuyos ojos se oscurecen cada día y la anciana cuyos días de gloria han sido reemplazados por la pérdida de recuerdos. Pero a pesar de ser casi un juego de dos, se da muy poca profundidad a estos dos personajes. Son meros peones, muchas escenas se sienten superficiales, con un diálogo plano que hace poco más que pasar de un punto de trama a otro.

Neil Jordan es un director consumado, y su película es al muy elegante, un esqueleto bien establecido pero que necesita más carne en sus huesos. Él es asistido por un buen trabajo de cámara de Seamus McGarvey, quien, en particular, parece disfrutar del alumbrado del ascensor en el edificio de apartamentos de Frances como si fuera una foto de Instagram. Aunque la película se establece en Nueva York, hay escenas filmadas en Dublín y es uno de los ejemplos más dolorosamente obvios de cambio de ubicación, con señales de tráfico y semáforos que nos alertan de la discrepancia. Hay errores similares en el guion, que incluyen un catálogo de decisiones absurdas al estilo de las películas ochenteras – personajes que se dirigen a sótanos espeluznantes, o fotografías tomadas casi “por un fantasma” profesional.
Tanto absurdo cada vez más hacia el final de la película y podría llegar a ser pasado por va apareciendo espectador, frustrantemente inseguro pero no es lo suficientemente perverso: el tono sigue siendo plano Hablando del tema actoral , Huppert puede crear tensión en siniestra o con un tembloroso movimiento de los labios, pero incluso ella con el guión una escena con una mirada tiene que lucha r . Uno puede sentir una persistente desesperación por hundir sus dientes en algo más jugoso y, dada la amplia variedad de desviaciones que hemos visto de ella ante se siente desechable . Moretz , hace un esfuerzo valiente, pero su personaje es demasiado silencioso, quién más pasivo e ingenuo; a medida que avanza la película, empiezas a preguntarte podría haber jugado este papel. En conclusión, el director logra una película llena absolutamente en modo comercial. Esta película y simple adornos estilísticos, pero aquí está la está pensada como entretenimiento puro, si se entiende como una ironía puede funcionar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *